El alquiler de casa de Lujo

Muchas veces se piensa que las casas de alquiler son pequeños pisos para jóvenes estudiantes o parejas que comienzan una nueva vida lejos del nido. Pero la realidad es que este mercado es mucho más amplio. Algunas de estas opciones es la de poder alquilar algunas casas de lujo. Aunque para ello hay que tener en cuenta ciertos puntos.

Funcionalidad

Muchas veces se busca un diseño, dejando de lado la funcionalidad de los espacios. Hay que buscar el equilibrio perfecto entre la creatividad y la habitabilidad de la casa. Visita antes la casa, no te dejes llevar por las grandes medidas y las fotografías. Es mejor comprobar que podrás hacer un buen uso de los espacios.

Precio

En este apartado no solo se va a tener en cuenta el espacio de la casa, ya sea interior y exterior. Lo más probable es que también debas pagar un plus por ser considerada una casa de diseño, y valorada como un hogar único.

Muebles

Este punto no se diferencia mucho de otros casos de alquiler en cuanto a la esencia, pues la casa pues ser alquilada con muebles o vacía, como en la mayoría de los casos. En caso de que este amueblada, lo recomendable es hacer un inventario antes de ellos y del estado, debido a el elevado precio de ellos.

En caso de tener que amueblarla, lo ideal sería tener en cuenta el estilo de la casa y seguir la línea moderna de esta. Es el mejor modo de mantener la armonía.

Seguro

Es recomendable realizar un acuerdo con el casero donde firmar un seguro de responsabilidad civil. En el se debe tener en cuenta no solo el valor de la casa, sino también de todo aquello que hay dentro, para así evitar en un futuro posibles problemas en casa de que surja algún percance.

Gastos

El alquiler de una casa conlleva una serie de gastos que derivan del los usos normales de ella y de su mantenimiento. Pero en este caso serán mucho mayores debido a la gran superficie del alojamiento, así como, posiblemente, el mantenimiento del jardín y de todo lo que hay ahí. Es recomendable decidir  en el contrato quien paga que.

Cómo emprender desde casa para ahorrarse el alquiler

El emprendimiento es uno de los caminos que más gente está tomando por las dificultades para encontrar un trabajo estable. Sin embargo, no todos poseen una gran cantidad de dinero para alquilar una oficina o lugar de trabajo, sino que destinan esas monedas a otros elementos que necesitan para llevar a cabo su actividad. Para ahorrarse una buena suma, muchos de estos emprendedores utilizan su propia hogar o piso de alquiler para desarrollar su trabajo.

El lugar elegido para trabajar es esencial

Este método es posible, pero siempre se han de buscar una serie de hábitos o decisiones que faciliten que la labor se realice de la forma correcta, como si verdaderamente estuviéramos en una oficina. Uno de los puntos a destacar son las rutinas. Establecer unas costumbres y horarios hará que nunca dejes de lado tu tarea. Deben ser lo más adecuadas a tus preferencias, pero ser estricto todos los días para cumplirlas.

No obstante, igual que es necesario realizar con determinación las horas de trabajo también lo son los descansos. Las pausas harán que te canses menos y aproveches más el tiempo. Es adecuado de igual modo que una vez haya terminado el horario estipulado de trabajo, te alejes y dejes que las llamadas las coja el contestador. De lo contrario, podemos entrar en un exceso de trabajo que puede concluir en problemas de salud, con nuestras personas cercanas o dejar de lado nuestro trabajo por un continuado agotamiento.

El lugar que elijamos para desarrollar nuestro empleo es esencial. Si es posible, lo mejor es acondicionar una estancia separada, lejos de nuestro dormitorio, de manera que alejemos la zona de descanso y de ocio con la de trabajo. Si tu labor requiere la visita de clientes, lo idóneo es que esté cerca de la puerta de entrada. Y lógicamente has de tener la vivienda en óptimas condiciones, con el fin de ofrecer la mejor imagen a tus visitantes.

Siguiendo estos consejos es posible que consigas dar inicio a tu actividad de la mejor manera, logrando un desarrollo mucho más veloz y ahorrando una buena cuantía de dinero que podrás dedicar a otras actividades.

Las ventajas de alquilar

Hace poco leímos la noticia de que, de los nuevos contratos de vivienda en España, más de la mitad son de alquiler. Puede que esto se deba a la crisis y a los precarios contratos laborales que muchas personas tienen y que no dejan otra opción que alquilar, o que se deba a que la sociedad española, hasta hace poco muy reticente a esta forma de propiedad de vivienda (“alquilar es tirar el dinero” o “alquilar es gastar” se han escuchado mucho), se haya ido abriendo al alquiler. Seguro que habéis escuchado mil y una veces las pegas que puede tener alquilar. Pero, sea como fuere, el alquiler se está imponiendo, y aquí os traemos algunas razones por las que alquilar no es tan malo como lo pintan:

alquiler011. Libertad, no ataduras

Alquilar implica que te ahorras el vertiginoso paso de firmar un contrato por 40 años con el banco y por una vivienda que puede que no te apasione tanto. ¿Que resulta que ese barrio al que te has ido a vivir es aburridísimo? Sin problema. Alquilando te puedes mover, tienes la oportunidad e ir probando y, si no, funciona, irte hasta encontrar tu nidito ideal.

2. Las remodelaciones de la casa no corren a tu cargo

Cada 10 o 15 años, toda vivienda necesita algún tipo de puesta a punto, alguna remodelación en su infraestructura. Esto son mala noticias para los que tienen la vivienda en propiedad, ¡pero no para los que alquilan! Y es que esos gastos son del casero.

3. Disponibilidad de dinero

Viviendo de alquiler puedes tener un control sobre el dinero que va a tu vivienda y el que va para ti y los tuyos. Con la hipoteca también puedes hacer presupuestos de economía doméstica, por supuesto, pero la variación de la renta del alquiler es más previsible y regular que la de hipoteca. Eso por no hablar de gastos como impuestos locales o las conservaciones reparaciones de las que hablábamos antes.

4. Menos gestiones y papeleo

Comprar una vivienda no es cosa fácil. En comparación, alquilarla es un juego de niños. Puedes recurrir a hipotecarias que te vayan guiando, o a los muchos buscadores de pisos online, y una vez que tengas el piso elegido bata con firmar un contrato por el tiempo establecido y entrar a vivir.

5 claves para entender el IBI

Impuesto sobre los Bienes Inmuebles

El Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (IBI) es uno de los desembolsos más terroríficos que tienen que afrontar los propietarios de viviendas en España. Y es que este en 2013 las familias españolas tuvieron que hacer frente a una cuantía media de 800 euros, que en muchos casos alcanzó el monto de 2.000 euros, dependiendo del municipio en el que se encontraba la vivienda.

No obstante, aunque a todo el mundo le suenan las siglas IBI, hay muchos propietarios e inquilinos (porque sí, esta obligación puede traspasarse si se establece en el contrato de arrendamiento)  que desconocen muchos aspectos de este impuesto. A continuación te traemos 5 claves para entender mejor el IBI.

Pagar el IBI

¿Qué es el IBI?

Es una tasa que deben pagar todos los propietarios de casas, pisos o terrenos (rústicas y urbanas), ya que grava la titularidad y los derechos sobre las fincas.

¿Cómo se calcula el IBI?

Su cuantía se basa en el valor catastral del inmueble, o en otras palabras, el valor del suelo más el valor de la construcción. Los ayuntamientos utilizan este dato para calcular el IBI, que puede ser desde un 0,4% hasta el 1,1% del total del valor catastral.

¿Cuánto se paga de media en España de IBI?

El precio medio del IBI en España es de unos 780 euros, aunque en las ciudades donde este impuesto es más caro (como Barcelona o Santander) puede llegar a los 3.000 euros de media en el caso de una vivienda unifamiliar.

¿Puedo “escaquearme” de pagar el IBI?

No. Los casos de exención de IBI no suelen beneficiar a los contribuyentes de a pie, como tú y yo. Pero sí hay propiedades que quedan liberadas de este impuesto, como las de la iglesia católica, de la administración, las carreteras o las embajadas. Eso sí hay bonificaciones para familias numerosas o para viviendas de protección oficial, entre otras.

¿Subirá el IBI en 2014?

No necesariamente. La cuantía del impuesto dependerá de cada ayuntamiento y de cuándo haya revisado cada municipio la valoración catastral. Sin embargo, los municipios que lo hayan hecho desde hace cinco años en adelante podrán realizar una corrección del valor de los inmuebles que podría suponer una reducción del IBI de entre un 15 y un 27%.

Consejos para alquilar apartamentos en Sitges

Sitges es un pequeño pueblo situado a 20 minutos en Barcelona en tren. Podéis ir o bien para el famoso carnaval de Sitges o bien en verano, ya que dispone de bonitas playas, algunas con el distintivo Bandera Azul. Aquí os dejo algunos consejos para el alquiler de apartamentos en Sitges:

1. Alquilar un apartamento cerca de la playa: el aire del mar es muy bueno, y da especialmente gusto respirarlo en pleno invierno. Además, es muy agradable pasear por la playa, aunque haga frío, en un día soleado. Cerca de la playa de Sitges también están los mejores restaurantes del pueblo, por lo que alquilar un apartamento cerca de la playa en Sitges es más que recomendable.

2. Aseguraros de que disponéis de calefacción en febrero o de aire acondicionado en verano: si eres friolero querrás asegurarte que tienes calefacción en tu apartamento si viajas en invierno. En cambio, si eres caluroso, para ti será imprescindible que tu apartamento tenga aire acondicionado. ¡Acuérdate de comprobarlo!

3. Evitar fechas clave como el Carnaval (la semana del 11 al 17) o el Festival de Cine Fantástico: es conocido que durante estas fechas los precios subren muchos. La mayoría de hoteles o de empresas de apartamentos turísticos ponen precios de temporada alta durante esta época.